9/3/17

piromanía

la sien derecha golpea sutilmente. 
La sangre golpea sutil su sien derecha. 
Se atropellan palabras allí como queriendo decir 
si no comprendo su forma si no comprendo su sentido...

El rapto no necesita co-m-prender. Le basta con-sentir. 

Pero el Viento sopla la inocencia de la llama
su Pregunta afila quién sabe qué respuesta


¿la poesía?: 
una manera de lidiar con el idioma de la loca 

mujer de entrepierna francesa y pensamiento inglés

27/2/17

no Todavía

Dejar fluir... dejar fluir los puntos suspensivos... 
y en su lugar, luna perro lobo 
mas bien pastor alemán; 
de una hermosura 
que no logra arrebatarle 
postre al yo

Todavía

7/10/16

orificios

agarrotados No encuentro mejor palabra para decir la mandíbula derecha los hombros
párpados y ojeras  Sal amarga contraida en una sola piel 
temerosa de expresar sus aguas

un llamado más fuerte que la reproducción 

3/9/16

Ida Gramcko

¿Sabes, nocturno amigo,
a que cosa en verdad llamamos sueño?
Atiende, hermano mío,
sin pena y sin recelo,
Yo, que he soñado, yo que no he dormido,
te pregunto sin voz desde mi lecho:
¿crees que el sueño protege del abismo,
rescata del asalto y del día?
Yo, soñadora inmóvil no he creído
en mi rostro apacible cuando duermo.
Lucho soñando, sórdida, conmigo,
con un pájaro extraño, con el viento,
con un agudo y afilado pico
que me horada las sienes y el cerebro
y dejo sangre en el cojín y heridos
flotan ardiendo, aullando mis cabellos.

-----
Déjame suspendida en el espacio,
entre los vientos firmes.
Allí se está como en un gran regazo
maternal y sin límites.
Déjame con los pájaros,
indagan lo invisible.
¡Ah, más allá del cielo se alza un árbol
que sus alas indómitas persiguen!
No lo han visto jamás y, sin embargo,
creen sentir su rumor en los confines.
Rumor de hojas distantes… Pero ¿acaso
no lo vieron, gigante, en el origen
primero de la vida, y en sus cantos
no es la voz de la ausencia lo que aflige?
Deja que suba a lo alto
y que mi canto vibre.
Canto la ausencia de algo,
de una estrella enterrada en nubes grises.
La sombra azul del árbol
se dilata y me ciñe.
Déjame con los pájaros.
Soy una flor delimitada y triste.
Arráncame los pétalos y el tallo
y la fragancia, y líbrame.


16/8/16

solicitud

en busca de hombros ajenos
para apoyar el rechazo de los propios

para disolver la piedra en agua

26/7/16

un día después

del 24 de julio
intento convertir en bandera legible
lo que va ocurriendo
en esa patria de mi cuerpo
sin cabeza ni pies

El resultado, luego de un esfuerzo fallido,

también es hambre

9/7/16

taxidermia

Viendo la película Boy 7-sin identidad, viene a la reflexión el papel del diablo, o por lo menos uno de ellos, desalentar todo lo que tenga que ver con despegar, levantarse. Con alas, con ruedas...
En este sentido sobran cachos, rabo y fuego. Todo lo contrario; más bien; lentes, calva y bata blanca. El atuendo de un científico que paso a paso observa la extraordinaria variedad de colores, las irisaciones, los reflejos metálicos, la suavidad aterciopelada de una mariposa. Pero sobre todo su despreocupada inocencia al ignorar la muerte. O por lo menos, al dibujar esta impresión con su vuelo. 

La diseca y la cuelga en una colección bien clasificada.

Simultáneamente, en cualquier otra parte, otro huevo se convierte en larva; ésta, en crisálida. Hasta toparse con una mirada diferente
desprendida de taxidermia